Cuando ves pasar por la calle un automóvil con los cristales muy oscuros, seguramente has pensado que tu coche luciría igual de impresionante o elegante si le mandaras a polarizar sus vidrios. Pero antes de hacerlo, es importante saber lo que la ley mexicana indica sobre el polarizado de autos. Conocerlo te puede ayudar a evitar molestas multas.

Algunos reglamentos de tránsito, dependiendo la población, prohíben el uso de cristales polarizados en los automóviles, salvo cuando el éste proviene de fábrica. Para este caso, los fabricantes, previo conocimiento de dichas leyes, aplican tinte a los vidrios de sus coches, logrando un efecto polarizado muy tenue, el cual no rebasa los niveles permitidos por las autoridades de tránsito.

Pero, para el caso de que requieras elevar el tono de polarizado de tu vehículo, es importante saber que solo lo podrás realizar solicitando ante la oficina de control vehicular de tu entidad, el permiso correspondiente. Al hacerlo, tu tarjeta de circulación incluirá esta información, con lo cual te evitarás muchos dolores de cabeza en caso de que te detengan con la intención de infraccionarte.

También debes saber que los permisos para portar vidrios y cristales con un mayor nivel de polarizado en tu automóvil se expiden sin problema alguno, cuando el dueño de la unidad comprueba que requiere hacerlo por cuestiones de salud, como lo es el caso de algunas enfermedades en la piel.

De igual forma, existen algunos sectores en la población que pueden adquirir un permiso para polarizar cristales en un auto con niveles de tono más elevados de lo estipulado por las leyes, como lo son los altos mandos de gobierno, empresarios e incluso, artistas y celebridades.

En términos generales, todos podemos acceder a los vidrios polarizados en nuestros vehículos, pero hay dos cosas indispensables que no debemos pasar por alto:

  • Solicitar el permiso debido ante las autoridades correspondientes
  • Conocer los niveles de tinte permitidos por la ley para no transgredirlos.


Por lo que es necesario que antes de polarizar los cristales de tu coche, consultes el Reglamento de Tránsito local, y también, que acudas con un profesional de polarizado de autos para que el servicio que te brinde esté totalmente apegado a la normativa permitida.

Por eso te recomendamos llamar a Polarizados CristaFilm; son expertos en polarizado automotriz.